¿Es lo mismo ser superdotado que tener altas capacidades? El modelo de Castelló.

A menudo se confunden las Altas Capacidades intelectuales con la superdotación; pero como decíamos en nuestra página Estamos para ayudarte,  no es lo mismo. Podría decirse que las Altas Capacidades intelectuales engloban:

  • superdotación
  • talentos simples
  • talentos complejos

Es decir, que la superdotación es sólo uno de los tipos de alta capacidad intelectual que existen.  Los otros dos serían los talentos simples y los talentos complejos.

A pesar de esto,  para que podamos entendernos ( y para saber de lo que hablan expertos y centros escolares) a menudo utilizaremos como sinónimos altas capacidades y superdotación.

El conocido como modelo de Castelló y Martínez es el más utilizado actualmente es España por los expertos para realizar diagnósticos sobre altas capacidades y superdotación. A continuación os explicamos de manera sencilla en qué consiste:

 

ALTAS CAPACIDADES Modelo de Castelló y Martínez

Los superdotados son aquellas personas que destacan en todas las áreas de conocimiento de manera innata y además son capaces de relacionarlas de manera creativa. Para considerar que un niño/a o adolescente es superdotado tiene que destacar en razonamiento verbal, razonamiento numérico, razonamiento lógico, razonamiento espacial,  creatividad y memoria. En lo referente a los test de inteligencia, debería puntuar sobre 75 en todas éstas áreas para ser considerado superdotado (en otro artículo os explicaremos con más detalle qué puntuaciones deben dar en cada área de conocimiento los distintos tipos de altas capacidades).

Los talentos se dividen en simples y complejos.

Los talentos simples destacan en un sólo área de conocimiento y en las demás se sitúan dentro de la media, e incluso algo por debajo. En el área en la que destacan ( ya sea razonamiento lógico, verbal o espacial, talento deportivo, matemático o social) puntúan por encima de 95 en los test.

Los talentos complejos se dividen a su vez en en académicos ( que son los que suelen confundirse a menudo con los superdotados, ya que son brillantes en resultados académicos) y artístico-figurativos. Los talentos complejos académicos son aquellos que destacan en varias áreas académicas al mismo tiempo, por ejemplo, en razonamiento lógico, capacidad verbal y gestión de la memoria. Los talentos complejos artístico-figurativos destacan en las artes clásicas como la pintura y la escultura, la música… Para ser considerado un talento complejo debe puntuar en los test por encima de 95 en varias áreas.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si tienes alguna duda o quieres consultarnos algo puedes contactar con nosotros.

 

Anuncios

¿ Quieres saber si tu hijo tiene Altas Capacidades?

Indicadores a tener en cuenta para saber si estamos ante un niño de altas capacidades

Como se explica en el artículo en el que definimos lo que son las altas capacidades intelectuales, todos los expertos coinciden en señalar que los superdotados se distinguen en alguna capacidad superior muy por encima de lo que se considera normal, por lo que sobresalen en capacidades intelectuales y creativas.

Muchos padres pueden observar cómo durante los primeros años de vida son muy activos, demostrando un gran interés por todo lo que les rodea. Los padres confirman también que alrededor del 80% de los niños superdotados duermen muy poco en comparación con otros niños. Además, suelen hablar muy tempranamente, acosan a preguntas, tienen una excelente memoria y atención y poseen un pensamiento muy rápido.

indicadores de altas capacidades

Es importante saber que los padres son excelentes identificadores de sus propios hijos, ya que en el 70% de los casos la suposición es correcta. Para ayudar a determinar si nuestro hijo tiene altas capacidades intelectuales, podemos fijarnos en los siguientes indicadores:

  • La atención y la memoria
  • El lenguaje: es un rasgo particularmente importante de sobredotación. El razonamiento verbal, la comprensión y la expresión linguísticas son un signo de inteligencia alta.
  • El aprendizaje rápido de conceptos nuevos.
  • El interés por conocer nuevas cosas, haciendo muchas preguntas.
  • Lectura temprana. No escritura, ya que para ello se necesita además una buena coordinación visomanual.
  • Inventiva y capacidad creativa.
  • Alta sensibilidad emocional, autoconcepto y persistencia-motivación (sobre estos aspectos hablaremos en otros artículos de nuestro blog, ya que son fundamentales en la crianza y educación de estos niños).
  • Conocimiento social y relaciones sociales que, en general, en los niños de altas capacidades de educación infantil se dan antes que en otros niños.

Esperamos haberte ayudado a clarificar cómo identificar a un niño de altas capacidades. Si tienes alguna duda, pregunta o comentario, y por supuesto, si quieres hacerle a tu hijo los test de inteligencia , podéis contactar a través de nuestro formulario de contacto, dejando también tu nombre y una dirección de correo electrónico, y estaremos encantados de responderte:

Contacta con nosotros

 

 

¿Es importante identificar a los niños de Altas Capacidades, o es mejor no saberlo?

Quizá esta pregunta pueda parecer absurda a muchas personas, pero tiene sentido cuando descubrimos cómo la sociedad en general, y muchas familias en particular, consideran innecesario, e incluso perjudicial, identificar como tales a los niños de altas capacidades.

Esto se debe en su mayor parte al desconocimiento de las características de los niños y niñas superdotados, pero, sobre todo, a las malas experiencias que padecen muchos niños y padres cuando otras personas de su entorno descubren que están ante un niño superdotado. Sin embargo, identificar a los  niños superdotados es fundamental para establecer pautas educativas desde los primeros años de vida. En general, se piensa que el niño superdotado puede por sí mismo tener éxito escolar y, en la vida adulta, profesional, pero esto no es cierto. Un alto porcentaje de niños superdotados tiene fracaso escolar (en torno al 50% ,según el último Informe Nacional sobre la Educación de los Superdotados) y en su vida profesional no llegan a tener éxito. Además, muchos de ellos sufren la incomprensión de sus compañeros y profesores, que no llegan a entender sus diferencias. Identificar a estos niños es, por lo tanto, un bien para ellos y para la sociedad.

Patricia, una joven superdotada de 25 años de edad nos cuenta en el este vídeo cómo fue su vida hasta que fue identificada como persona de altas capacidades, superando ya los 22 años de edad, y cómo cambió al descubrirlo:

En Julio de 2017 el Canal de Televisión de Castilla La Mancha realizó un reportaje sobre los problemas a los que conduce la no identificación de los superdotados:

Del mismo modo, los psicólogos expertos en altas capacidades Olga Carmona y Alejandro Busto afirman: “En el caso de las altas capacidades, la ignorancia para padres, educadores y orientadores NO es una opción”

Si hablamos de estadísticas, en cuanto a la Identificación de los niños y adolescentes de altas capacidades intelectuales, podríamos decir que:

  • los padres: son excelente identificadores de sus propios hijos, ya que en el 70% de los casos la selección hecha es correcta.

Algunas de las principales características identificatorias de los niños de altas capacidades son las siguientes: 

Capacidad de adquirir, recordar y emplear gran cantidad de información
Capacidad de recordar una idea y otra al mismo tiempo
Capacidad para hacer buenos juicios
Capacidad para comprender sistemas superiores de conocimiento
Capacidad de adquirir y manipular sistemas abstractos de símbolos
Capacidad de resolver problemas, reelaborando las preguntas y creando soluciones nuevas
Intensa curiosidad intelectual
Fascinación por las palabras y las ideas
Perfeccionismo
Necesidad de exactitud
Aprendizaje con grandes saltos intuitivos
Intensa necesidad de estímulos intelectuales
Dificultad para adaptarse al pensamiento de los demás
Preocupaciones morales y existenciales precoces
Tendencia a la introversión
  • los profesores:

Tal y como recoge el Informe Nacional Sobre la Educación de los Superdotados de 2017 ( elaborado por la psicóloga clínica especializada en superdotación Carmen Sanz Chacón) según las estadísticas del Ministerio de Educación Cultura y Deporte a finales del curso 2015/2016 solo fueron identificados 23.741 alumnos de altas capacidades, de los 8.113.239 alumnos que hay en total escolarizados en nuestro país, lo que representa un porcentaje de apenas el 0,29 % del total. Esto supone que 138.517 estudiantes superdotados están escolarizados en nuestro país y no están recibiendo educación específica.  

Esto sucede en gran parte por la falta de formación del profesorado en esta materia. Los maestros suelen confundir a los niños superdotados con los que mejores calificaciones obtienen, por lo que, en muchos casos creen que tiene altas capacidades un niño que en realidad no las tiene y, sin embargo, no identifican a los superdotados cuando sacan calificaciones bajas o medias ( lo que sucede en no pocos casos).

Para una correcta identificación por parte del centro escolar cabría tener en cuenta los siguientes rasgos generales:

  • Buenas destrezas para la solución de problemas, sobre todo en aquellos en los que se ha de usar la imaginación y la inventiva
  • Cuando se entra en contacto con los intereses del niño, éste responde con un aprendizaje rápido y muy eficaz, sobrepasando a la mayoría de los alumnos de la clase.
  • Extraordinaria memoria para hechos y sucesos
  • Excepcional comprensión y fluidez verbal excelente
  • Gran curiosidad por aprender cosas nuevasEn el libro La maldición de la inteligencia, Carmen Sanz Chacón habla de los problemas que conducen al fracaso personal y profesional a la mayor parte de las personas superdotadas.

la maldición de la inteligencia

 

El principal objetivo de la identificación es la detección del potencial intelectual  (superdotación) para estipular la intervención educativa y lograr así el desarrollo u optimización de ese potencial. Y vistas las cifras, queda muchísimo por hacer.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:

Contacta con nosotros

Si te ha parecido interesante este artículo, puedes suscribirte a nuestro blog y recibir mucha más información directamente en tu correo electrónico: sólo tienes que pulsar (o hacer click) sobre el botón azul “Seguir Guía altas capacidades” que encontrarás arriba, a la derecha.

 

Conoce los Falsos Mitos sobre las Altas Capacidades

“Todos tenemos capacidades y talentos distintos, por tanto, el término “diferente” puede aplicarse a todos y cada uno de los seres humanos que habitamos este planeta”. Vanesa Paredes.

Diariamente, los padres de niños con altas capacidades tenemos que lidiar con los comportamientos y emociones que se derivan del cerebro excepcional de nuestros hijos, si a esto sumamos todos los falsos mitos que aún persisten en la sociedad sobre la superdotación, acabamos sintiendo que cada día “empujamos la piedra de Sísifo”.

Aquí podéis leer la valiosa reflexión que una madre Paulina M. Bánfalvi, hace en su blog sobre altas capacidades La rebelión del talento:

“Muchas familias se sentirán identificadas con este relato. Esta es nuestra realidad, lidiar con “adolescentes” de 7 u 8 años, con niños que no se conforman con cualquier explicación,  niños para quienes el aburrimiento, el tedio, la repetición, las normas ilógicas, la injusticia, la autoridad impuesta, el exceso de ruido o aglomeración o una simple etiqueta no pasan desapercibidos y dan lugar a complejas situaciones y reacciones.

Niños que jamás parecen querer irse a la cama, disfrutar de una película sin hacer continuas preguntas o apuntar los gazapos, que quieren manejar el cuchillo, cuando apenas aún acaban de quitarse los pañales. Un constante tira y afloja que te obliga a desarrollar -casi nunca lo conseguimos- una mano izquierda  capaz de ser lo suficientemente empática para no dañar su sensibilidad, responder con lógica y argumentos a todas sus preguntas y al tiempo enseñar los límites y el respeto propios de su edad.

Una constante preocupación por ser capaces de procurarles un entorno cognitivo, social y emocional al tiempo seguro y retador, lo que en demasiadas ocasiones supone mantener una continua tensión con la escuela. La búsqueda de equilibrio entre no cohartar su iniciativa y evitar una denuncia por “dejación de nuestra responsabilidad de protección”. Son, sin duda, niños con necesidades educativas específicas tanto en el hogar como en el aula y el escaso reconocimiento que esta circunstancia recibe, hace que su situación sea doblemente compleja”.


Para dar visibilidad a los falso mitos a los que se enfrentan cada día las personas de altas capacidades ¿Quién mejor que una adolescente superdotada? Aquí tienes sus reflexiones:

Me llamo Estrella. Tengo 15 años.

Soy superdotada, o una chica ACI o AACC, o sea, que tengo Altas Capacidades Intelectuales. Me enteré de esto por casualidad, hace menos de un año . Hasta entonces, no tenía ni idea. Ningún profesor o profesora había pensado nunca que pudiera serlo. En realidad, desde que recuerdo he tenido muy malas notas. Ni siquiera en primaria las aprobaba todas. Yo siempre pensaba de mí misma que no era muy lista.

1.- Ser superdotado es algo para envidiar:

Este es quizás el mito más extendido pero más dañino. Los superdotados nos sentimos muchas veces aislados e incomprendidos. Tenemos un gusto más adulto por la música, ropa, material de lectura, muy distinto al resto de los chicos y chicas de nuestra edad. Somos muy diferentes y a veces por eso nos acosan o nos rechazan…

2.- “Los niños superdotados siempre sacan buenas notas. Y como son tan inteligentes no necesitan ninguna ayuda en el colegio”.

No tiene por qué ser así. Yo no las he sacado nunca.  En las clases me aburro mucho, muchísimo y en seguida me despisto. Por mucho que lo intente, me acabo quedando dormida o pensado en otra cosa. Antes me culpabilizaba mucho por ello. Ahora la psicóloga me ha explicado que no tengo la culpa. El problema es que nosotros pensamos de otra manera:

El cerebro lo componen millones de conexiones neuronales que crean los pensamientos.  Pero esas conexiones pueden ser lineales, una lleva a la otra que lleva a la otra de forma más o menos ordenada.

O pueden ser como las ramas de un árbol, que se van conectando en muchas direcciones de forma más o menos simultánea y en apariencia caótica. Así pensamos nosotros: se llama “pensamiento arborescente”.

Para entendernos, el pensamiento lineal es comunicarse por teléfono: de uno en uno, en el mismo espacio-tiempo. Y el arborescente es como comunicarse por internet: simultáneamente con varias personas que no necesariamente están en el mismo espacio-tiempo, pudiendo acceder a todo tipo de información.

El pensamiento lineal es ordenado, práctico, fácil de comprender y transmitir, claro y directo. Pero  es limitado y lento, se atasca, no progresa cuando hay obstáculos, le cuesta el cambio

El pensamiento arborescente es creativo, llega más lejos, ilimitado y rápido.  Pero caótico, y resulta difícil no perderse en otras cosas, no olvidar el objetivo inicial. Por eso en clase yo me pierdo

Y claro, pensad en lo que un exceso de pensamiento arbóreo hace con un niño o niña, o chico o chica.  En el colegio con el actual sistema educativo… Pues eso, te duermes, te pones a pensar en otra cosa, te despistas.

Necesitamos ayuda precisamente por ser diferentes, por ser minoría, porque cualquier diferencia mal tratada conlleva problemas. Necesitamos retos intelectuales, estar motivados.

3.- “Que los alumnos con altas capacidades sean educados de forma diferente es elitista”

No es cierto. En las escuelas en las que hay niños sordos se les pone un asistente que habla lenguaje de signos. En las escuelas en las que hay niños con síndrome de Down o retraso mental, se les pone un aula especial. En las escuelas en las que hay inmigrantes se les pone un profesor de apoyo para que aprendan el español. ¿Por qué nosotros no vamos a recibir apoyo y no podemos ser educados también de forma especial?

4.- “Los alumnos de altas capacidades son solitarios y tienen problemas para relacionarse.”

No siempre. Depende de quién te toque como compañero. En mi antiguo colegio me hicieron el vacío, pero en el nuevo tengo un grupo de amigos. Simplemente, los profesores de mi antiguo colegio no hicieron nada por ayudarme ni se interesaron por mí. En este colegio ha sido todo muy distinto.

5.- “Todos los superdotados han sido precoces, y cuanto más precoz más inteligente es.”

La mayoría de superdotados han sido precoces, pero el niño precoz, el que aprende a hablar pronto y a leer pronto,  no tiene por qué ser superdotado. Yo aprendí a leer con tres años, pero conozco otros niños que han dado más alto que yo en los test y que no aprendieron a hablar o a escribir muy pronto.

6.- “Los superdotados son distantes, fríos y calculadores.”

Este es un estereotipo muy televisivo… y muy falso. No somos como Sherlock o como Sheldon Cooper. En realidad es al contrario. Somos muy sensibles. Con tanta conexión neuronal las células sensoriales están hiperreactivas recogiendo TODA la información del entorno CONSTANTEMENTE.   La inteligencia depende de la cantidad de conexiones neuronales y de cómo se realizan estas conexiones. A mayor número de conexiones neuronales mayor inteligencia, sí, pero también mayor sensibilidad hacia todo. Una gran inteligencia no es algo fácil de vivir, una duda, yo dudo de absolutamente todo, empezando por mí misma.  Por favor, que nadie cometa el grave error de pensar que alguien con AACC tiene la vida fácil y sencilla y que no puede tener problemas, porque sentirse diferente nunca es fácil. La actitud de “si eres listo no puedes tener problemas” es tremendamente dañina. Recordad que con una alta capacidad viene una alta sensibilidad emocional.

7.- “Los superdotados están todos locos”

Las personas con superdotación no tienen más problemas psicológicos que el resto de la población

Es decir, el porcentaje de personas con problemas psicológicos y alta capacidad intelectual es la misma que con capacidad intelectual normal.

( Sobre este punto nos gustaría destacar que numerosos estudios científicos, desde los que comenzara en 1924 Lewis Terman, han demostrado que las personas superdotadas no sólo no presentan inestabilidad emocional como rasgo característico, sino que, además, tienen una mayor estabilidad emocional que el resto de la población).

8.- “Ese niño no es superdotado, es que sus padres lo tienen sobre estimulado.”

No, la cosa no funciona así .Unos padres que presionen a su hijo tienen pocas posibilidades de alcanzar su propósito. Porque por mucho que intenten aplicar un estímulo, si el niño no está receptivo o no está preparado para asimilarlo, este estímulo no tendrá ningún efecto. Yo creo que mis padres me han tratado muy bien, y es cierto que en mi casa siempre ha habido muchos libros. Cuando mis padres vivían juntos y ahora que viven cada uno por su lado. Pero no me sobre estimulaban. Mi padre trabaja y mi madre también, y aunque no me han desatendido nunca los he tenido encima.

9.- Ocultarle a alguien que es superdotado (o no evaluarlo) le va a evitar problemas ya que una vez que lo sepa se sentirá diferente.             

Al contrario, un niño superdotado sin evaluar se siente diferente, no sabe por qué y nadie lo entiende ni lo comparte. Yo me sentía así. Rara, sola, incomprendida. Estaba hecha polvo. Cuando por fin supe lo que me pasaba, me sentí mucho mejor.

(Tomado de la revista digital sobre cultura Allegramag:  https://allegramag.info/10mitos/ )

 

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:

Contacta con nosotros

Si te ha parecido interesante este artículo, puedes suscribirte a nuestro blog y recibir mucha más información directamente en tu correo electrónico: sólo tienes que pulsar (o hacer click) sobre el botón azul “Seguir Guía altas capacidades” que encontrarás arriba, a la derecha.

 

¿ Por qué los niños y adolescentes de Altas Capacidades necesitan un psicólogo experto en superdotación?

Todos los niños y adolescentes de altas capacidades necesitan acudir a un psicólogo experto en superdotación. En este artículo te explicamos cuándo y porqué.

Todos los niños y adolescentes de altas capacidades necesitan, al menos una vez en su vida, acudir a un psicólogo especialista en superdotación intelectual. Por supuesto, hablamos de que alguien realmente experto realice a tu hijo un diagnóstico correcto sobre sus capacidades intelectuales, y te oriente sobre cómo ayudarle con ello; no de que tu hijo o hija necesite terapia psicológica por el mero hecho de ser superdotado.

Para este diagnóstico, insistimos mucho en nuestro blog, busca muy bien a quién llevas a tu hijo, pues no todos los que dicen ser expertos en superdotación intelectual lo son ( resulta muy útil en este caso, como es otros muchos, preguntar a otros padres que conozcas que tengan niños diagnosticados de superdotación, si es que conoces alguno y, si no conoces a ninguno, acude o llama a Asociaciones de Altas Capacidades, seguro que en ellas te recomiendan a alguien competente para que realice un diagnóstico a tu hijo en caso de sospecha). Del mismo modo, investiga un poco sobre precios, ya que el diagnóstico privado, aunque suele ser costoso, algunos profesionales piden demasiado dinero por ello.

psicólogo experto superdotación

De cualquier modo, recuerda que siempre puedes hacerlo a través de los servicios de Orientación Psicopedagógica de tu ciudad, que son gratuitos. En este caso hay tres grandes inconvenientes:

a)  Suele dilatarse mucho en el tiempo, cosa que perjudicará a tu hijo.

b)  En muchas ocasiones, el diagnóstico ni siquiera llega a realizarse,  pues, además de una autorización/petición de los padres firmada y entregada en el colegio o instituto (si no la hacéis nunca valorarán a vuestro hijo, atentos a esto) es necesario que el tutor y/o el orientador de la escuela, en caso de que lo tenga, esté de acuerdo en que existe la posibilidad de que tu hijo tenga altas capacidades y quiera enviarlo a los Equipos de tu población o provincia, y, no en pocas ocasiones, el famoso “Yo no lo veo” juega en vuestra contra.

c)  El diagnóstico que realizan en las Comunidades Autónomas no siempre es acertado; pues, por cuestiones políticas, por desconocimiento, y por otros motivos, acaban diciendo que tu hijo destaca por su inteligencia, pero no tiene persistencia en la tarea, no tiene mucha creatividad o, por pocos puntos, no alcanza los 130 de Cociente Intelectual, los tres parámetros que se establecen oficialmente para considerar que un niño o adolescente tiene altas capacidades intelectuales.

Por todo ello, recomendamos un diagnóstico privado de un verdadero experto en superdotación intelectual. Como sabes, este blog está para ayudarte y puedes acudir a la consulta del Dr. Esteban Sánchez Manzano si sospechas que tu hijo puede tener altas capacidades:

            Consulta Dr. Esteban Sánchez Manzano
 Calle Rodríguez San Pedro nº 32  bajo (Metro Argüelles)
 
(Madrid)
 Tlf.  671 344 611  
 smanzano@ucm.es

Si ya sabes que tu hijo tiene altas capacidades, es muy probable que a lo largo de su vida necesite también acudir en una o varias ocasiones a un psicólogo experto en altas capacidades. Como ya decimos en otros artículos de este blog, no es porque tu hijo tenga un patología ( las altas capacidades no lo son, no son una enfermedad mental) sino porque de sus características específicas muchas veces se derivan problemas psicológicos:

  • debidos al rechazo escolar que sufren, y el aislamiento asociado
  • por causa de la incomprensión de compañeros e incluso profesores
  • por la sensación de que nadie les entiende o de que no encuentran a nadie que les interese como amigo
  • debido al aburrimiento en el aula, e incluso el fracaso escolar que se derivan de no realizar las adaptaciones curriculares que tu hijo necesita
  • y un largo etcétera que puede llevar a tu hijo a sentirse desorientado, triste, e incluso deprimido.

Estos motivos pueden derivar en problemas que los padres no siempre vemos, pero que necesitan de la ayuda y orientación de un profesional. Nos referimos a comportamientos que consideramos asociados a la condición de nuestros hijos, y que no percibimos
como un malestar que sienten:

  • morderse las uñas o morderse el labio inferior constantemente
  • mover las piernas o tocarse el pelo muy a menudo mientras están sentados
  • no ser capaces de permanecer quietos ( cuidado con esto, pues muchas veces les diagnostican erróneamente trastorno de hiperactividad, que sí es un patología, debido a que “son demasiado movidos”…)

O a comportamientos que sí llaman la atención o preocupan a los padres:

  • que esté siempre solo en el colegio, que los niños le insulten o agredan por ser superdotado,
  • que tenga incontinencia urinaria o poliaquiuria ( necesidad constante de ir a hacer pis)
  • que sufra continua tristeza e incluso depresión, derivadas de sentirse un “bicho raro”
  • que esté siempre solo en el colegio o en el parque
  • que nazca un nuevo hermano y sienta que ya no tienen toda la atención y el cariño de sus padres ( las personas que para él o ella los las únicas en el mundo que le comprenden y le quieren de verdad)
  • y otros muchos comportamientos anormales derivados de su condición de superdotación.

Todos estos comportamientos o actitudes deben ser vigiladas o supervisadas por un psicólogo experto en superdotación, pues hemos conocido casos de niños de altas capacidades de corta edad que ya mostraban trastornos de ansiedad e incluso depresión, por no tratar a tiempo estos problemas.

Si necesitas ayuda con ello, no dudes en consultarnos a través de nuestro formulario de contacto y te responderemos lo antes posible:

Contacta con nosotros

O, si lo consideras necesario ( suele ser más conveniente para cuestiones más graves) puedes acudir a consulta con el Dr. Esteban Sánchez:

            Consulta Dr. Esteban Sánchez Manzano
 Calle Rodríguez San Pedro nº 32  bajo (Metro Argüelles)
 
(Madrid)
 Tlf.  671 344 611  
 smanzano@ucm.es