Evaluación psicopedagógica

¿QUIERES QUE UN PROFESIONAL DIAGNOSTIQUE SI TU HIJO TIENE O NO ALTAS CAPACIDADES?:

 Aquí te diremos cuándo es conveniente realizarlo, cómo se hace, quién debería hacerlo y porqué.

Como ya hemos mencionado en otros artículos de este blog, realizar una evaluación psicopedagógica profesional a tu hijo para determinar si tiene o no altas capacidades (lo que comúnmente suele denominarse diagnóstico), no sólo es necesario y beneficioso, es fundamental para poder ayudarle a que crezca feliz: la razón es muy sencilla: no podremos actuar sobre aquello que desconocemos que existe. En palabras de la psicóloga experta en superdotación intelectual Olga Carmona: “ Cuando hablamos de altas capacidades, la ignorancia para padres, educadores y orientadores no es una opción”.

A. ¿Cuándo es conveniente realizar los test de altas capacidades?

La detección temprana es muy beneficiosa. No es cierto que no se pueda diagnosticar a un niño hasta que tiene al menos 6 ó 7 años de edad (existen test de evaluación aplicables a niños desde los 2,6 años) pues la inteligencia y la creatividad que se valoran para diagnosticar altas capacidades intelectuales son fundamentalmente genéticas, y no culturales ( los niños no necesitan saber leer, ni escribir, ni sumar, para poder evaluar si tienen o no altas capacidades). Nuestra recomendación al respecto, es que a partir de los 4 años de edad ya se puede obtener un diagnóstico totalmente fiable.

B. ¿ A quién debemos acudir?

Para realizar los test o pruebas a tu hijo debes acudir siempre a un psicólogo experto en altas capacidades intelectuales que sepa cómo realizar los test y que haya tratado previamente con estos niños, para que pueda hacer una identificación correcta. Hay que tener cuidado, e informarse antes de los conocimientos y capacitación del profesional al que vamos a acudir. Consideramos necesario hacer esta advertencia, pues en los últimos años está aumentado considerablemente el número de familias que se ven en la necesidad de saber si su hijo tiene o no superdotación intelectual y que acuden a psicólogos privados; de familias que conocen la importancia de llevar a cabo un diagnóstico profesional de su hijo; y de lo costosos que pueden llegar a ser los informes privados ( también es importante comparar precios….) lo que está provocando que bastantes personas se proclamen expertos en altas capacidades intelectuales para poder conseguir “clientes”.

También es importante señalar que en la Comunidades Autónomas hay Equipos de Orientación Psicopedagógica que realizan estas pruebas de manera gratuita y además, para realizar las adaptaciones curriculares que necesitan estos niños tienen que estar diagnosticados como de altas capacidades por la Administración pública, pues en la Comunidades autónomas no admiten los informes de profesionales privados.

Los dos principales problemas en estos casos son que suelen tardan demasiado en realizarlos, por lo que durante ese tiempo los niños no pueden tener atendidas sus necesidades, y que, en muchas ocasiones, sólo admiten a los niños que superan el 130 de Cociente Intelectual en las pruebas que les aplican ( un niño que, según su criterio, obtiene 129 CI no se considera de altas capacidades en la mayoría de las Comunidades Autónomas ) También sucede con frecuencia, que descartan niños por considerar que no tienen persistencia en la tarea ( los test que realizan suelen ser bastante largos, de unas dos horas de duración, en las que el niño contesta, casi siempre cronometrado, a una pregunta detrás de otra, sin descanso posible)

diagnóstico altas capacidades

C. ¿ Qué pruebas tienen que realizar a los niños para una correcta evaluación psicopedagógica?

En cuanto a las pruebas, es importante saber que hay tres grandes áreas a evaluar: inteligencia general y especial, inteligencia creativa o inventiva y personalidad.
Cuando se sospeche algún problema habrá que realizar pruebas clínicas para conocer su gravedad y la terapia más conveniente a utilizar.

1) Inteligencia: Desde el punto de vista de la evaluación, las características más
significativas de la inteligencia son la rapidez ( por eso se utilizan los cronómetros) y la precisión de problemas ( no se trata de problemas matemáticos, sino de diferentes planteamientos o retos que el niño tendrá que resolver)

2) Creatividad: es la más difícil de evaluar, pues hace referencia a la aparición de algo nuevo y original. Podemos definir la creatividad como una aptitud para producir composiciones, ideas y productos que son esencialmente nuevos y desconocidos hasta el momento.

Las 4 características principales a observar en cuanto a la creatividad son la originalidad (capacidad para generar ideas o productos no comunes), la fluidez( tener un gran número de ideas o imágenes mentales en torno a algo que se sugiere) y la elaboración ( o mejora de un producto). Como puedes observar, es algo muy difícil de evaluar, por lo que muchas veces queda al criterio subjetivo de la persona que diagnostica, teniendo que establecer un valor que se sumará para determinar el Cociente Intelectual, que podrían dar como resultado 129 CI en lugar de 130 y, si no se trata de un buen profesional, el descartar que se trata de una persona con altas capacidades intelectuales sólo por esta puntuación.

3) Personalidad: La personalidad hace referencia a actitudes y comportamientos emocionales y afectivos.

El proyecto Harvard concluyó que los superdotados se distinguen significativamente de sus compañeros en las siguientes conductas:

a) La manera de enfocar intercambios sociales (capacidad para mantener la atención de los adultos como recurso)

B) La capacidad y deseo de competir más que otros niños ( competitividad en actividades intelectuales y creativas)

c) La capacidad más alta de comunicación y lenguaje (precocidad en comprensión y expresión lingüísticas, estabilidad emocional, independencia, actividad e imaginación).

En la personalidad deberá evaluarse, además, la motivación interna del niño y las relaciones sociales que el niño tiene con la familia y con los demás compañeros.

Los test más utilizados en los últimos años por los expertos son, entre otros, las Escalas de Weschler y el test Stanford Binet, el test de Raven y el test de Cattell . Esto no quiere decir que otros test no sean válidos para la evaluación, sino que éstos son los más usados entre los expertos.

Si crees que tu hijo puede tener altas capacidades intelectuales y quieres obtener un diagnóstico, puedes contactar con Esteban Sánchez Manzano:

            Consulta Dr. Esteban Sánchez Manzano
 Calle Rodríguez San Pedro nº 32  bajo (Metro Argüelles)
 (Madrid)
 Tlf.  671 344 611  
 smanzano@ucm.es

O a través de nuestro formulario de contacto :

Contacta con nosotros

¿ Por qué los niños y adolescentes de Altas Capacidades necesitan un psicólogo experto en superdotación?

Todos los niños y adolescentes de altas capacidades necesitan acudir a un psicólogo experto en superdotación. En este artículo te explicamos cuándo y porqué.

Todos los niños y adolescentes de altas capacidades necesitan, al menos una vez en su vida, acudir a un psicólogo especialista en superdotación intelectual. Por supuesto, hablamos de que alguien realmente experto realice a tu hijo un diagnóstico correcto sobre sus capacidades intelectuales, y te oriente sobre cómo ayudarle con ello; no de que tu hijo o hija necesite terapia psicológica por el mero hecho de ser superdotado.

Para este diagnóstico, insistimos mucho en nuestro blog, busca muy bien a quién llevas a tu hijo, pues no todos los que dicen ser expertos en superdotación intelectual lo son ( resulta muy útil en este caso, como es otros muchos, preguntar a otros padres que conozcas que tengan niños diagnosticados de superdotación, si es que conoces alguno y, si no conoces a ninguno, acude o llama a Asociaciones de Altas Capacidades, seguro que en ellas te recomiendan a alguien competente para que realice un diagnóstico a tu hijo en caso de sospecha). Del mismo modo, investiga un poco sobre precios, ya que el diagnóstico privado, aunque suele ser costoso, algunos profesionales piden demasiado dinero por ello.

psicólogo experto superdotación

De cualquier modo, recuerda que siempre puedes hacerlo a través de los servicios de Orientación Psicopedagógica de tu ciudad, que son gratuitos. En este caso hay tres grandes inconvenientes:

a)  Suele dilatarse mucho en el tiempo, cosa que perjudicará a tu hijo.

b)  En muchas ocasiones, el diagnóstico ni siquiera llega a realizarse,  pues, además de una autorización/petición de los padres firmada y entregada en el colegio o instituto (si no la hacéis nunca valorarán a vuestro hijo, atentos a esto) es necesario que el tutor y/o el orientador de la escuela, en caso de que lo tenga, esté de acuerdo en que existe la posibilidad de que tu hijo tenga altas capacidades y quiera enviarlo a los Equipos de tu población o provincia, y, no en pocas ocasiones, el famoso “Yo no lo veo” juega en vuestra contra.

c)  El diagnóstico que realizan en las Comunidades Autónomas no siempre es acertado; pues, por cuestiones políticas, por desconocimiento, y por otros motivos, acaban diciendo que tu hijo destaca por su inteligencia, pero no tiene persistencia en la tarea, no tiene mucha creatividad o, por pocos puntos, no alcanza los 130 de Cociente Intelectual, los tres parámetros que se establecen oficialmente para considerar que un niño o adolescente tiene altas capacidades intelectuales.

Por todo ello, recomendamos un diagnóstico privado de un verdadero experto en superdotación intelectual. Como sabes, este blog está para ayudarte y puedes acudir a la consulta del Dr. Esteban Sánchez Manzano si sospechas que tu hijo puede tener altas capacidades:

            Consulta Dr. Esteban Sánchez Manzano
 Calle Rodríguez San Pedro nº 32  bajo (Metro Argüelles)
 
(Madrid)
 Tlf.  671 344 611  
 smanzano@ucm.es

Si ya sabes que tu hijo tiene altas capacidades, es muy probable que a lo largo de su vida necesite también acudir en una o varias ocasiones a un psicólogo experto en altas capacidades. Como ya decimos en otros artículos de este blog, no es porque tu hijo tenga un patología ( las altas capacidades no lo son, no son una enfermedad mental) sino porque de sus características específicas muchas veces se derivan problemas psicológicos:

  • debidos al rechazo escolar que sufren, y el aislamiento asociado
  • por causa de la incomprensión de compañeros e incluso profesores
  • por la sensación de que nadie les entiende o de que no encuentran a nadie que les interese como amigo
  • debido al aburrimiento en el aula, e incluso el fracaso escolar que se derivan de no realizar las adaptaciones curriculares que tu hijo necesita
  • y un largo etcétera que puede llevar a tu hijo a sentirse desorientado, triste, e incluso deprimido.

Estos motivos pueden derivar en problemas que los padres no siempre vemos, pero que necesitan de la ayuda y orientación de un profesional. Nos referimos a comportamientos que consideramos asociados a la condición de nuestros hijos, y que no percibimos
como un malestar que sienten:

  • morderse las uñas o morderse el labio inferior constantemente
  • mover las piernas o tocarse el pelo muy a menudo mientras están sentados
  • no ser capaces de permanecer quietos ( cuidado con esto, pues muchas veces les diagnostican erróneamente trastorno de hiperactividad, que sí es un patología, debido a que “son demasiado movidos”…)

O a comportamientos que sí llaman la atención o preocupan a los padres:

  • que esté siempre solo en el colegio, que los niños le insulten o agredan por ser superdotado,
  • que tenga incontinencia urinaria o poliaquiuria ( necesidad constante de ir a hacer pis)
  • que sufra continua tristeza e incluso depresión, derivadas de sentirse un “bicho raro”
  • que esté siempre solo en el colegio o en el parque
  • que nazca un nuevo hermano y sienta que ya no tienen toda la atención y el cariño de sus padres ( las personas que para él o ella los las únicas en el mundo que le comprenden y le quieren de verdad)
  • y otros muchos comportamientos anormales derivados de su condición de superdotación.

Todos estos comportamientos o actitudes deben ser vigiladas o supervisadas por un psicólogo experto en superdotación, pues hemos conocido casos de niños de altas capacidades de corta edad que ya mostraban trastornos de ansiedad e incluso depresión, por no tratar a tiempo estos problemas.

Si necesitas ayuda con ello, no dudes en consultarnos a través de nuestro formulario de contacto y te responderemos lo antes posible:

Contacta con nosotros

O, si lo consideras necesario ( suele ser más conveniente para cuestiones más graves) puedes acudir a consulta con el Dr. Esteban Sánchez:

            Consulta Dr. Esteban Sánchez Manzano
 Calle Rodríguez San Pedro nº 32  bajo (Metro Argüelles)
 
(Madrid)
 Tlf.  671 344 611  
 smanzano@ucm.es