Cómo ayudar a la estabilidad emocional de un niño de Altas Capacidades

Como explicamos en otros artículos de este blog que te invitamos a leer, los niños de altas capacidades intelectuales o superdotados tienen un cerebro biológicamente diferente y además, sienten de forma distinta: las aptitudes intelectuales y creativas se desarrollan en ellos a un ritmo más elevado que otras capacidades, que evolucionan con normalidad, lo que afecta a sus emociones. El niño superdotado es más sensible que otros niños y hace más preguntas existenciales.

Para ayudarte a conseguir una estabilidad emocional en tu hijo (no te preocupes, que no es tan complicado como parece):

Lo primero que debes hacer es admitir que se comportará y sentirá de modo distinto a otras personas que no tienen altas capacidades intelectuales, y ello conlleva dos aspectos fundamentales que van intrínsecamente ligados :

a) Responder a sus expresiones emocionales tal y como necesita (más abajo puedes ver cómo hacerlo)

b) No responder a sus conductas cómo te diga la familia que debes hacer, ni cómo te digan algunos orientadores escolares que no ha estudiado las peculiaridades psicológicas de los niños superdotados, en definitiva, no como te digan personas que no han tratado y además estudiado sobre psicología de las altas capacidades. Pues ello sólo dañará a tu hijo y le hará sentirse aún más incomprendido.

Lo segundo es que se reconozca a tu hijo como persona de necesidades educativas especiales: tu hijo pasa muchas horas y muchos años de su vida en la escuela, el miedo al rechazo en el ámbito escolar y al aislamiento social que supone, incluido el temido bullying, se darán de todos modos esté reconocido o no, pues se deben a sus reacciones emocionales, comportamientos y verbalizaciones, y no a que la gente sepa o no si el niño es superdotado. Si entre todos los responsables de la educación de tu hijo hay conocimiento de sus necesidades educativas especiales y de cómo manejarlas en el ámbito escolar y del hogar, será muy positivo para el correcto desarrollo emocional del niño o la niña.

Un resumen muy claro y concreto sobre cómo actuar frente a las reacciones emocionales de tu hijo, o a las expresiones de sus sentimientos e inquietudes, se recoge en el blog de otra madre y experta, Paulina M. Bánfalvi, que ha llamado: Altas Capacidades. La rebelión del talento, cuyo artículo completo, que os animamos a leer, resulta muy interesante para padres y educadores:

https://aacclarebeliondeltalento.com/2018/04/15/emociones-ecuaciones-y-negaciones/

Este sería un resumen de lo que No se debe hacer (Negación) que nos impulsa a creer que es necesario modificar esa conducta en el niño:

 

NEGACIÓN: CONDUCTA A MODIFICAR

Reacciones exageradas Hiper-sensible
Autoexigencia Hiper-perfeccionismo
Miedo al fracaso Baja tolerancia a la frustración
Cuestiona todo Desafiante
Aislamiento Solitario
Falta de cooperación Egoísta
Impaciente Impulsivo

En tabla, un resumen de lo que Sí se debe hacer (Aceptación), cómo llevarlo a cabo y además, el motivo o causa de dichos comportamientos:

EMOCIÓN MOTIVO ACEPTACIÓN
Reacciones emocionales Mayor desarrollo madurativo/ elevada capacidad de percepción y razonamiento Razonar con ellos como base de la inteligencia emocional
Autoexigencia Positiva y necesaria para el afán de superación y la persistencia Aportarle herramientas para que alcance el nivel de logro que se exige
Miedo al fracaso Ausencia de reto o exceso de reconocimiento por logros “fáciles” Aumentar el nivel de reto
Cuestionan todo-Desafiantes La mayor capacidad de pensamiento y razonamiento crítico es la base para la innovación Respetar su derecho a discrepar y usarlo para reflexionar de forma crítica y creativa
Aislamiento-Solitarios Es introvertido y/o no encuentra pares intelectuales con quien relacionarse Buscar para él su tribu, sus iguales; aquellos con los que comparte un desarrollo madurativo y cognitivo similar.
Falta de cooperación El trabajo cooperativo no les aporta beneficios de aprendizaje Procurar experiencias de aprendizaje cooperativo de valor para él, respetando los principios y fundamentos base de la colaboración.
Impacientes. Impulsivos intelectualmente. Fruto de la sobre- excitabilidad imaginativa e intelectual que les lleva a tener el cerebro siempre “on”. Canalizar su curiosidad habilitando espacios para la pregunta, la indagación y la investigación tanto en el aula como en casa.

A modo de reflexión cabría decir que: “Las emociones son el fundamento del desarrollo psicológico y social de todas las personas. Esto, por supuesto, también se puede aplicar a las personas de altas capacidades intelectuales, de modo que lo primero a tener en cuenta para su óptimo desarrollo personal siempre debe ser la parte emocional” Dr. Esteban Sánchez Manzano.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:

Contacta con nosotros

Anuncios