Evaluación psicopedagógica

¿QUIERES QUE UN PROFESIONAL DIAGNOSTIQUE SI TU HIJO TIENE O NO ALTAS CAPACIDADES?:

 Aquí te diremos cuándo es conveniente realizarlo, cómo se hace, quién debería hacerlo y porqué.

Como ya hemos mencionado en otros artículos de este blog, realizar una evaluación psicopedagógica profesional a tu hijo para determinar si tiene o no altas capacidades (lo que comúnmente suele denominarse diagnóstico), no sólo es necesario y beneficioso, es fundamental para poder ayudarle a que crezca feliz: la razón es muy sencilla: no podremos actuar sobre aquello que desconocemos que existe. En palabras de la psicóloga experta en superdotación intelectual Olga Carmona: “ Cuando hablamos de altas capacidades, la ignorancia para padres, educadores y orientadores no es una opción”.

A. ¿Cuándo es conveniente realizar los test de altas capacidades?

La detección temprana es muy beneficiosa. No es cierto que no se pueda diagnosticar a un niño hasta que tiene al menos 6 ó 7 años de edad (existen test de evaluación aplicables a niños desde los 2,6 años) pues la inteligencia y la creatividad que se valoran para diagnosticar altas capacidades intelectuales son fundamentalmente genéticas, y no culturales ( los niños no necesitan saber leer, ni escribir, ni sumar, para poder evaluar si tienen o no altas capacidades). Nuestra recomendación al respecto, es que a partir de los 4 años de edad ya se puede obtener un diagnóstico totalmente fiable.

B. ¿ A quién debemos acudir?

Para realizar los test o pruebas a tu hijo debes acudir siempre a un psicólogo experto en altas capacidades intelectuales que sepa cómo realizar los test y que haya tratado previamente con estos niños, para que pueda hacer una identificación correcta. Hay que tener cuidado, e informarse antes de los conocimientos y capacitación del profesional al que vamos a acudir. Consideramos necesario hacer esta advertencia, pues en los últimos años está aumentado considerablemente el número de familias que se ven en la necesidad de saber si su hijo tiene o no superdotación intelectual y que acuden a psicólogos privados; de familias que conocen la importancia de llevar a cabo un diagnóstico profesional de su hijo; y de lo costosos que pueden llegar a ser los informes privados ( también es importante comparar precios….) lo que está provocando que bastantes personas se proclamen expertos en altas capacidades intelectuales para poder conseguir “clientes”.

También es importante señalar que en la Comunidades Autónomas hay Equipos de Orientación Psicopedagógica que realizan estas pruebas de manera gratuita y además, para realizar las adaptaciones curriculares que necesitan estos niños tienen que estar diagnosticados como de altas capacidades por la Administración pública, pues en la Comunidades autónomas no admiten los informes de profesionales privados.

Los dos principales problemas en estos casos son que suelen tardan demasiado en realizarlos, por lo que durante ese tiempo los niños no pueden tener atendidas sus necesidades, y que, en muchas ocasiones, sólo admiten a los niños que superan el 130 de Cociente Intelectual en las pruebas que les aplican ( un niño que, según su criterio, obtiene 129 CI no se considera de altas capacidades en la mayoría de las Comunidades Autónomas ) También sucede con frecuencia, que descartan niños por considerar que no tienen persistencia en la tarea ( los test que realizan suelen ser bastante largos, de unas dos horas de duración, en las que el niño contesta, casi siempre cronometrado, a una pregunta detrás de otra, sin descanso posible)

diagnóstico altas capacidades

C. ¿ Qué pruebas tienen que realizar a los niños para una correcta evaluación psicopedagógica?

En cuanto a las pruebas, es importante saber que hay tres grandes áreas a evaluar: inteligencia general y especial, inteligencia creativa o inventiva y personalidad.
Cuando se sospeche algún problema habrá que realizar pruebas clínicas para conocer su gravedad y la terapia más conveniente a utilizar.

1) Inteligencia: Desde el punto de vista de la evaluación, las características más
significativas de la inteligencia son la rapidez ( por eso se utilizan los cronómetros) y la precisión de problemas ( no se trata de problemas matemáticos, sino de diferentes planteamientos o retos que el niño tendrá que resolver)

2) Creatividad: es la más difícil de evaluar, pues hace referencia a la aparición de algo nuevo y original. Podemos definir la creatividad como una aptitud para producir composiciones, ideas y productos que son esencialmente nuevos y desconocidos hasta el momento.

Las 4 características principales a observar en cuanto a la creatividad son la originalidad (capacidad para generar ideas o productos no comunes), la fluidez( tener un gran número de ideas o imágenes mentales en torno a algo que se sugiere) y la elaboración ( o mejora de un producto). Como puedes observar, es algo muy difícil de evaluar, por lo que muchas veces queda al criterio subjetivo de la persona que diagnostica, teniendo que establecer un valor que se sumará para determinar el Cociente Intelectual, que podrían dar como resultado 129 CI en lugar de 130 y, si no se trata de un buen profesional, el descartar que se trata de una persona con altas capacidades intelectuales sólo por esta puntuación.

3) Personalidad: La personalidad hace referencia a actitudes y comportamientos emocionales y afectivos.

El proyecto Harvard concluyó que los superdotados se distinguen significativamente de sus compañeros en las siguientes conductas:

a) La manera de enfocar intercambios sociales (capacidad para mantener la atención de los adultos como recurso)

B) La capacidad y deseo de competir más que otros niños ( competitividad en actividades intelectuales y creativas)

c) La capacidad más alta de comunicación y lenguaje (precocidad en comprensión y expresión lingüísticas, estabilidad emocional, independencia, actividad e imaginación).

En la personalidad deberá evaluarse, además, la motivación interna del niño y las relaciones sociales que el niño tiene con la familia y con los demás compañeros.

Los test más utilizados en los últimos años por los expertos son, entre otros, las Escalas de Weschler y el test Stanford Binet, el test de Raven y el test de Cattell . Esto no quiere decir que otros test no sean válidos para la evaluación, sino que éstos son los más usados entre los expertos.

Si crees que tu hijo puede tener altas capacidades intelectuales y quieres obtener un diagnóstico, puedes contactar con Esteban Sánchez Manzano:

            Consulta Dr. Esteban Sánchez Manzano
 Calle Rodríguez San Pedro nº 32  bajo (Metro Argüelles)
 (Madrid)
 Tlf.  671 344 611  
 smanzano@ucm.es

O a través de nuestro formulario de contacto :

Contacta con nosotros

Anuncios

¿Qué son las Altas Capacidades Intelectuales?

Los niños de altas capacidades intelectuales no son raros, son excepcionales.

En este artículo intentaremos definir con brevedad las altas capacidades intelectuales (superdotación) para tener claro de qué estamos hablando.

“El niño superdotado no sólo piensa de forma diferente, sino que siente de forma diferente” Leta Hollingwoth. Con estas palabras definía esta psicóloga estadounidense a los niños de altas capacidades ya a principios del siglo XX. Por tanto, la primera idea que hay que aclarar sobre altas capacidades es que tanto su funcionamiento cerebral, como su modo de sentir, difieren del resto de seres humanos. Tener esto en cuenta como padres, familiares o docentes es fundamental para tratar y educar a estos niños.

Otro definición sencilla y completa de Alta Capacidad intelectual es la que dan los expertos Leopoldo Carreras, Milagros Valera y Flavio Castiglione en su libro Altas capacidades intelectuales: la asignatura pendiente (un libro que recomendamos por su claridad en los conceptos y por su valioso contenido):

“ Un superdotado es un niño que nace con la capacidad para poder destacar en cualquier área de conocimiento y que, además, tendrá una gran facilidad para relacionar entre sí y de manera creativa estas diversas materias”.

 

En palabras de la psicóloga María Teresa Esquivias: “La creatividad es un proceso mental complejo, el cual supone actitudes, experiencias, combinatoria, originalidad y juego, para lograr una producción o aportación diferente a lo que ya existía” Esto quiere decir que la creatividad existe en todos los campos, y no sólo en el ámbito artístico, con lo que se suele relacionar normalmente.

Según el Doctor Esteban Sánchez Manzano, lo que define más claramente a una persona superdotada es su alta velocidad mental, que conlleva una rapidez en el aprendizaje mayor que la del resto de personas. Esto se debe a que su respuesta cerebral a los estímulos es mucho más veloz que la de las personas sin altas capacidades intelectuales.

modelo tetrárquico de superdotación

 

Como veis, empezamos por aclarar ideas antes de hablar de Cociente Intelectual o alto rendimiento académico, pues eso son conceptos secundarios, e incluso erróneos, sobre lo que significa un niño con altas capacidades. Sobre ello hablaremos más adelante, tanto en este como en otros artículos.

Según la definición de Renzulli, Los niños superdotados se sitúan por encima de las habilidades generales promedio, tienen altos niveles de compromiso en las tareas y altos niveles de creatividad. Esto quiere decir que son niños que se encuentran por encima de las capacidades intelectuales de niños de su misma edad, que cuando algo les interesa persisten hasta que lo consiguen tal y como lo había previsto y que además tienen una elevada creatividad.  A este respecto, el profesor Sánchez Manzano nos recuerda que no todos los superdotados son altamente creativos, pues necesitan un contexto y unas circunstancias a favor para poder desarrollar correctamente la creatividad; pero sí es bastante común que la superdotación intelectual vaya acompañada de una creatividad elevada.

En cuanto al tan mencionado Cociente Intelectual, se considera persona de altas capacidades a aquella que está por encima del 2% del resto de individuos de su misma edad cronológica, lo que supone que en los test de inteligencia debería dar un resultado mínimo de 120 CI, aunque los Equipos Psicopedagógicos de la mayoría de los centros educativos españoles sólo se consideran superdotados los niños que tienen como mínimo un 130 de CI.
En otros países, como Estados Unidos, con un cociente de 115 ya se reconoce como superdotado.

El cálculo se realiza según la siguiente fórmula:

Cociente de Inteligencia CI (edad mental / edad cronológica) * 100

Aunque la mayoría de los test de inteligencia modernos calculan el cociente de inteligencia por la desviación a la media de la población (CI = 100).

Para entender mejor: ¿ De qué estamos hablando cuando hablamos de altas capacidades? ¿Qué tienen que ver con la genética? ¿ Qué se puede y se debe hacer en la escuela con los superdotados? el Dr. Esteban Sánchez nos ayuda con este libro-guía para padres y educadores:

LA  SUPERDOTACIÓN INTELECTUAL
ESTEBAN SANCHEZ MANZANO
Editorial: ALJIBE
(ISBN: 9788497005319)

 

 

 

 

Sobre el alto rendimiento académico, cabría decir que no es para nada definitorio de las altas capacidades intelectuales; pues, teniendo en cuenta que la mayoría de los superdotados no están identificados, o lo están, pero no reciben las adaptaciones curriculares derivadas de sus necesidades educativas especiales, podemos hacernos una idea del notable porcentaje de niños y adolescentes de altas capacidades con un rendimiento escolar medio o incluso bajo.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:
Contacta con nosotros