15 Preguntas Frecuentes sobre Altas Capacidades

Sabemos que los padres se enfrentan a muchas dudas sobre lo que significa tener un hijo con altas capacidades intelectuales, por ello, hemos elaborado esta lista de 15 preguntas frecuentes sobre las altas capacidades (recordamos que superdotado, término que utilizamos bastante en este blog, se puede considerar sinónimo de altas capacidades intelectuales).

1.-¿Qué es un niño de altas capacidades?

Diremos que un niño de altas capacidades es aquel que tiene capacidades cognitivas muy por encima de lo que es normal para su edad.

2.-¿ El niño de altas capacidades nace o se hace?

La herencia genética da los potenciales básicos que conforman el cerebro, sede de las capacidades superiores; sin embargo, para que dichas capacidades puedan desarrollarse correctamente y optimizarse es necesaria la educación (de ahí que insistamos tanto en la Identificación y en las Adaptaciones curriculares)

3.-¿ Qué han de hacer los padres cuando sospechan que su hijo es de altas capacidades?

Acudir a un psicólogo especialista en superdotación ( no todos los que dicen serlo lo son realmente, pero de ello hablaremos en otro momento) para que emita un informe. Este profesional ha de conocer en la práctica los diferentes métodos de identificación y educación para los niños de altas capacidades intelectuales.

4. –¿ A qué edad puede identificarse un niño de altas capacidades?

Como norma general no antes de los 4 años. Las pruebas psicométricas existentes antes de esa edad son fundamentalmente psicomotoras; además, algunas conductas precoces en los primeros años de vida, siguen, después, parámetros normales.

5.- ¿ Ser superdotado es un problema?

No, si se atiende adecuadamente al niño desde su infancia. Estos niños se adaptan mejor que los demás ( inteligencia es sinónimo de adaptación al medio, como destacan muchos autores ) y son buenos en sus relaciones sociales, salvo raras excepciones ( es importante ayudarlos en esta tarea, pero no se trata de niños inadaptados socialmente, lo que realmente sucede es que debido a la disincronía entre su edad cronológica y sus edad mental, y a su diferente modo de expresar las emociones, suelen ser niños incomprendidos por su entorno y otros niños de su edad, de ahí la importancia de la adaptación curricular y de la intervención de psicólogos expertos).

altas capacidades preguntas frecuentes

6.- ¿ Cuántos niños superdotados hay?

Existe un acuerdo casi unánime entre los especialistas de que aproximadamente un 2% de los niños y niñas son superdotados.

7. –¿Es posible tener más de un hijo superdotado?

Es posible, y, además, bastante probable, pues como ya hemos mencionado la herencia genética es un factor determinante a la hora de tener un hijo con altas capacidades. Muchos padres sospechan o saben que alguno de sus hijos tiene altas capacidades intelectuales porque destaca muy tempranamente en el lenguaje, la creatividad artística o otras áreas del conocimiento, aunque no tienen tan claro si otro u otros de sus hijos pueden también ser superdotados, pues parece algo muy excepcional y poco probable, y quizá estos otros niños no han destacado en estas mismas áreas tan tempranamente. Sin embargo, la mayoría de los expertos recomiendan realizar un diagnóstico psicológico de todos los hermanos cuando ya existe la certeza de que uno de nuestros hijos es de altas capacidades ( De hecho, como a muchos otros padres, a mí me pasó )

8. –¿Es conveniente la identificación y el diagnóstico lo antes posible?

Es muy conveniente. Cuanto antes conozcan los padres y los profesores si un niño tiene altas capacidades será mejor, pues podrán atenderlo y educarlo más adecuadamente.

9. –¿ Cuando un niño es diagnosticado de altas capacidades, han de hacer los padres algo especial con él en casa?

No mucho más de lo que estuvieron haciendo hasta ese momento, pues si el niño es de altas capacidades, en parte es debido al ambiente familiar. Sólo han de tener en cuenta que su hijo necesitará aprender más y se le deberán ofrecer los mejores recursos para conseguirlo, y que su estabilidad emocional dependerá de saber manejar su especial sensibilidad correctamente ( en nuestro artículo Cómo ayudar a la estabilidad emocional de un niño de altas capacidades: conoce sus diferencias podrás obtener una guía muy útil para ello)

10. –¿Son los niños de altas capacidades intelectuales emocionalmente diferentes?

Por regla general, lo son. Las aptitudes intelectuales y creativas se desarrollan en ellos a un ritmo más elevado que otras capacidades, que evolucionan con normalidad. Las emociones pueden ser afectadas. El niño superdotado es más sensible que otros niños y hace más preguntas existenciales; si no se le ayuda no encontrará respuestas y eso le preocupará.

11. –¿Son obligatorias las adaptaciones curriculares?

Los niños de altas capacidades son alumnos excepcionales y, consecuentemente, son alumnos de necesidades educativas especiales a los que se ha de hacer una adaptación curricular individual, según la legislación vigente.

12.- ¿Los niños superdotados tienen éxito escolar y, en la edad adulta, profesional?

El porcentaje de los niños de altas capacidades con fracaso escolar está en torno al 50% ( Informe Nacional sobre la Educación de los Superdotados del año 2017) lo que nos da una idea bastante clara de que casi la mitad de ellos están sufriendo las consecuencias de la desorientación y de una educación muy poco adaptada a ellos.

13. –¿ Cuándo ha de acelerarse un niño a un curso escolar superior?

La aceleración permite a un niño de altas capacidades intelectuales estar en un curso con niños mayores en edad. De esta forma, el currículum se ajustará más a su edad mental.
A pesar de las reticencias que existen en general en los equipos educativos de los colegios e institutos, del personal competente para decidir sobre la aceleración en las Comunidades Autónomas (y de algunos psicólogos infantiles) la aceleración en un curso, una o varias veces, en el caso de los niños superdotados, se ha demostrado como altamente positiva, siempre que haya sido recomendada para el niño por un psicólogo experto en superdotación, que el niño lo acepte como algo bueno para él, y que el equipo educativo del colegio al que acude también lo haga, cuidando mucho la relación con sus nuevos compañeros más mayores para evitar el rechazo. En palabras de los expertos Leopoldo Carreras, Flavio Castiglione y Milagros Valera, recogidas en el libro Altas capacidades intelectuales: la asignatura pendiente que recomendamos encarecidamente desde este blog: “ Estos comentarios están extraídos de manera literal de los cuestionarios enviados desde el Gabinete Psicopedagógico Mentor a alumnos acelerados en algún momento de su escolaridad, a sus tutores y a sus padres…Podría parecer que sólo hemos incluído a aquellos que ofrecen una visión favorable de esta medida de intervención curricular, pero no es así en absoluto. de hecho, seguimos esperando recibir algún comentario negativo, pues hasta el momento, todos han sido positivos o muy positivos”.

14.- ¿ Es conveniente la asistencia a un programa de enriquecimiento?

Mucho. El programa de enriquecimiento fuera del centro escolar le ayuda a conocer a otros niños de su edad con características similares a la suyas. El niño tendrá retos superiores a los del centro ordinario ( más adaptados a sus necesidades educativas especiales y, por tanto, necesarios para desarrollar sus talentos y aprender a ser más creativo) y compartirá con los demás sus intereses e ilusiones sin que se le considere raro.

15. –¿ Los profesores que atienden a los niños superdotados tienen que ser ellos mismos superdotados?

No. Lo que necesita un niño de altas capacidades es un profesor que lo comprenda y conozca sus peculiaridades. El profesor será un orientador con la madurez necesaria que ayude y estimule al niño a conseguir sus metas. No ha de ser sólo un reproductor de conocimientos, sino innovador y creativo. Los niños superdotados desean descubrir y aprender por sí mismos, pero necesitan, como cualquier niño, las orientaciones de los profesores.

De nuevo, esperamos haber aclarado tus dudas, si tienes alguna otra pregunta o sospechas que alguno de tus hijos tiene altas capacidades, puedes enviarnos tus preguntas o comentarios a través de nuestro formulario de contacto:

https://guiasobrealtascapacidadesparapadres.wordpress.com/contacto/

Si te ha parecido interesante este artículo, puedes suscribirte a nuestro blog y recibir mucha más información directamente en tu correo electrónico: sólo tienes que pulsar (o hacer click) sobre el botón azul “Seguir Guía altas capacidades” que encontrarás arriba, a la derecha.

 

¿Qué son las disincronías que se producen en los niños de Altas Capacidades?

Hablemos de disincronías, pero hablemos claro.

En los últimos años se está hablando mucho en nuestro país, por parte de autores y psicólogos que dicen ser expertos en altas capacidades intelectuales, de lo negativa que resulta la aceleración escolar de uno o varios cursos en los niños superdotados. Argumentan que la aceleración provoca las llamadas disincronías, es decir, desajustes temporales en los niños acelerados debido a que están en clase con niños mayores. Estas disincronías de las que hablan serían la causa de:

  • el rechazo por parte de sus compañeros, al no querer aceptar a un niño más pequeño en el aula.
  • el aislamiento en los recreos y en las actividades escolares y extraescolares.
  • problemas de hipersexualización o sexualización adelantada cuando se trata de niños en clases de alumnos ya pubercentes.

La realidad de todo ello no es que no se puedan producir estos casos, sino que se producen de todos modos debido a la naturaleza de los niños de altas capacidades, estén acelerados o no, pues si utilizamos el mismo planteamiento lógico, tampoco es conveniente mantenerlos en el grupo al que pertenecen por edad biológica, ya que los niños de menor edad mental que ellos también los rechazan por no comprenderlos, también los aíslan (o son ellos los que deciden aislarse por no tener nada en común con los juegos y conversaciones de los niños de su clase) y, de ningún modo, se ha constatado la llamada “hipersexualización” en los niños que sí han sido acelerados (normalmente sólo se hace en un curso superior, por lo que tampoco tiene demasiado sentido este argumento).

Esto no quiere decir que no haya que vigilar la adaptación de los niños superdotados al nuevo grupo de mayor edad biológica, sino que en colaboración con los padres y el equipo directivo del colegio, los nuevos maestros de estos niños deben velar por su integración, de modo que se pueda evitar el rechazo y/o el acoso por parte de sus nuevos compañeros. Además, es importante aclarar que la aceleración debe estar recomendada por un psicólogo clínico experto en altas capacidades, que haya evaluado al niño a acelerar; aunque, como mencionamos en nuestro artículo Las 15 preguntas más frecuentes sobre las altas capacidades, no se conoce ningún caso en España en el que una aceleración recomendada por un psicólogo experto haya resultado contraproducente para el niño acelerado.

Hechas estas aclaraciones, ya podemos hablar de disincronías. Entre las que cabría destacar están:

  1. La disincronía intelectual y psicomotora. Un claro ejemplo de ello son la lectura y la escritura: mientras la mayoría de los superdotados aprenden a leer mucho antes que otros niños, no sucede lo mismo con la escritura, puesto que requiere coordinación visomanual (motricidad fina).
  2. La disincronía del lenguaje y del razonamiento. Los niños superdotados, a pesar de ser precoces en comenzar a hablar, suelen tener una capacidad de razonamiento más adelantada que la capacidad del lenguaje, lo que provoca que, en no pocas ocasiones, no puedan expresar como quisieran lo que piensan de forma rápida.
  3. La disincronía afectivo-intelectual. La capacidad intelectual de estos niños hace interioricen mayor información y de una forma mucho más rápida que otros niños de su edad, mientras que el nivel afectivo-emocional estará más al nivel de su edad cronológica, lo que hará difícil de asumir dicha información.
  4. La disincronía intelectual y currículum. El currículum ha de corresponder al desarrollo de las capacidades intelectuales de los alumnos, según la edad; los alumnos superdotados que poseen estas capacidades por encima de la normalidad, superan con prontitud los aprendizajes y, en consecuencia, el currículum será inadecuado para ellos.

Desde el punto de vista de la adaptación escolar, la más preocupante de las disincronías sería la número 4, que podría visualizarse de un modo más claro si sabemos que la edad mental de los niños de altas capacidades intelectuales está unos 2 o 3 años por encima de su edad biológica (dependerá de cada caso particular y lo podrá estimar un psicólogo especialista en superdotación). Es importante aclarar que cuando hablamos de edad mental nos referimos a la capacidad intelectual, no a su nivel afectivo y emocional, que se encuentra en un escalón similar al de los niños de su misma edad cronológica, como ya hemos explicado con anterioridad; sin embargo, puesto que las aceleraciones se suelen hacer en un sólo curso, tampoco supondría un problema. Esta disincronía de la “superior edad mental” de los superdotados, sí es peligrosa si no se atiende correctamente en los colegios, y sí es la auténtica disincronía a la que se enfrentan estos niños y niñas en el ámbito escolar.

En el siguiente vídeo podrás ver a una madre de dos hijos de altas capacidades hablando del porqué de la necesidad imperante y urgente que tenemos en España de realizar las adaptaciones curriculares a los niños superdotados:

Según el profesor Sánchez Manzano, (o los psicólogos expertos en superdotación José Luis Pérez y Félix Ruiz Mahamud ) hay un ejemplo muy visual y sencillo para entender esta disincronía, lo que él llama el “Ejemplo del Zapato” ( o lo que denominan José Luis y Félix “La teoría de la silla”, que viene a ser más o menos lo mismo). Según el Dr. Esteban Sánchez lo que sucede en las escuelas que se muestran tan reticentes a la aceleración es como el “Ejemplo del zapato”, es decir, poner un zapato del número 30 a niños de 7 años de edad, sea cual sea el tamaño de su pie; por supuesto, esto conllevará que a algunos les quede demasiado grande y a otros, en cambio, les apriete. Extrapolado a la superdotación intelectual es como pretender que niños de edad mental de 11 años estudien en clase con los niños de 7 sólo porque tienen la misma edad biológica, obligándoles a llevar un zapato que les daña y que no se ajusta para nada a su necesidades reales. La “teoría de la silla” es otro ejemplo de lo mismo, pretender sentar en sillas de tamaño pequeño pensadas para niños de educación infantil, a niños de altas capacidades, cuyo tamaño real corresponde a estudiantes de 8 o 9 años; como ellos dicen “ está claro que no caben”. Entonces, si podemos entender que hay cosas físicamente imposibles o perjudiciales, ¿ Por qué no podemos entenderlo cuando se trata de la inteligencia?

Estas disincronías son las que producen efectos emocionales muy negativos en los niños y niñas de altas capacidades, pues la escuela deja de adaptarse a sus expectativas, quedándose “demasiado pequeña”, lo que conlleva en muchos casos a:

  • reacciones emocionales o comportamientos extremos en el aula ( acabando en el despacho del orientador por ser “el que molesta en clase” con sus interrupciones constantes o sus visiones particulares de la resolución de los problemas que plantea el profesor – de estas cuestiones tan importantes hablamos también en otro artículo de este blog.
  • que el niño sea etiquetado como “oposicionista desafiante” (términos con los que no podemos estar más en desacuerdo).
  • que provoque en el niño desmotivación, aburrimiento y, como consecuencia, el tan extendido fracaso escolar (el 60% del fracaso escolar en niños de altas capacidades se debe a que no están identificados, o a que no les interesan los contenidos de las asignaturas que cursan, y el modo de impartirlas que tiene el maestro, por no estar para nada adaptados a su forma y a su velocidad en los aprendizajes).

En el siguiente enlace podrás acceder al vídeo completo de la Conferencia realizada por los expertos José Luis Pérez y Félix Ruiz (Junio de 2015) dentro del ciclo de Conferencias anuales que la AEST ( Asociación Española de Superdotados y Talentos) realiza todos los años de forma gratuita y abierta a todos los interesados en asistir. En ella hablan de las verdaderas disincronías a las que se enfrentan los niños y adolescentes de altas capacidades, así como de las recientes investigaciones neurológicas sobre el cerebro de las personas superdotadas ( que también tratamos en otro de los artículos de este blog) y de otros graves problemas a los que nos enfrentamos los padres:

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:
Contacta con nosotros

Si te ha parecido interesante este artículo, puedes suscribirte a nuestro blog y recibir mucha más información directamente en tu correo electrónico: sólo tienes que pulsar (o hacer click) sobre el botón azul “Seguir Guía altas capacidades” que encontrarás arriba, a la derecha.

¿Qué son las Altas Capacidades Intelectuales?

Los niños de altas capacidades intelectuales no son raros, son excepcionales.

En este artículo intentaremos definir con brevedad las altas capacidades intelectuales (superdotación) para tener claro de qué estamos hablando.

“El niño superdotado no sólo piensa de forma diferente, sino que siente de forma diferente” Leta Hollingwoth. Con estas palabras definía esta psicóloga estadounidense a los niños de altas capacidades ya a principios del siglo XX. Por tanto, la primera idea que hay que aclarar sobre altas capacidades es que tanto su funcionamiento cerebral, como su modo de sentir, difieren del resto de seres humanos. Tener esto en cuenta como padres, familiares o docentes es fundamental para tratar y educar a estos niños.

Otro definición sencilla y completa de Alta Capacidad intelectual es la que dan los expertos Leopoldo Carreras, Milagros Valera y Flavio Castiglione en su libro Altas capacidades intelectuales: la asignatura pendiente (un libro que recomendamos por su claridad en los conceptos y por su valioso contenido):

“ Un superdotado es un niño que nace con la capacidad para poder destacar en cualquier área de conocimiento y que, además, tendrá una gran facilidad para relacionar entre sí y de manera creativa estas diversas materias”.

 

En palabras de la psicóloga María Teresa Esquivias: “La creatividad es un proceso mental complejo, el cual supone actitudes, experiencias, combinatoria, originalidad y juego, para lograr una producción o aportación diferente a lo que ya existía” Esto quiere decir que la creatividad existe en todos los campos, y no sólo en el ámbito artístico, con lo que se suele relacionar normalmente.

Según el Doctor Esteban Sánchez Manzano, lo que define más claramente a una persona superdotada es su alta velocidad mental, que conlleva una rapidez en el aprendizaje mayor que la del resto de personas. Esto se debe a que su respuesta cerebral a los estímulos es mucho más veloz que la de las personas sin altas capacidades intelectuales.

modelo tetrárquico de superdotación

 

Como veis, empezamos por aclarar ideas antes de hablar de Cociente Intelectual o alto rendimiento académico, pues eso son conceptos secundarios, e incluso erróneos, sobre lo que significa un niño con altas capacidades. Sobre ello hablaremos más adelante, tanto en este como en otros artículos.

Según la definición de Renzulli, Los niños superdotados se sitúan por encima de las habilidades generales promedio, tienen altos niveles de compromiso en las tareas y altos niveles de creatividad. Esto quiere decir que son niños que se encuentran por encima de las capacidades intelectuales de niños de su misma edad, que cuando algo les interesa persisten hasta que lo consiguen tal y como lo había previsto y que además tienen una elevada creatividad.  A este respecto, el profesor Sánchez Manzano nos recuerda que no todos los superdotados son altamente creativos, pues necesitan un contexto y unas circunstancias a favor para poder desarrollar correctamente la creatividad; pero sí es bastante común que la superdotación intelectual vaya acompañada de una creatividad elevada.

En cuanto al tan mencionado Cociente Intelectual, se considera persona de altas capacidades a aquella que está por encima del 2% del resto de individuos de su misma edad cronológica, lo que supone que en los test de inteligencia debería dar un resultado mínimo de 120 CI, aunque los Equipos Psicopedagógicos de la mayoría de los centros educativos españoles sólo se consideran superdotados los niños que tienen como mínimo un 130 de CI.
En otros países, como Estados Unidos, con un cociente de 115 ya se reconoce como superdotado.

El cálculo se realiza según la siguiente fórmula:

Cociente de Inteligencia CI (edad mental / edad cronológica) * 100

Aunque la mayoría de los test de inteligencia modernos calculan el cociente de inteligencia por la desviación a la media de la población (CI = 100).

Para entender mejor: ¿ De qué estamos hablando cuando hablamos de altas capacidades? ¿Qué tienen que ver con la genética? ¿ Qué se puede y se debe hacer en la escuela con los superdotados? el Dr. Esteban Sánchez nos ayuda con este libro-guía para padres y educadores:

LA  SUPERDOTACIÓN INTELECTUAL
ESTEBAN SANCHEZ MANZANO
Editorial: ALJIBE
(ISBN: 9788497005319)

 

 

 

 

Sobre el alto rendimiento académico, cabría decir que no es para nada definitorio de las altas capacidades intelectuales; pues, teniendo en cuenta que la mayoría de los superdotados no están identificados, o lo están, pero no reciben las adaptaciones curriculares derivadas de sus necesidades educativas especiales, podemos hacernos una idea del notable porcentaje de niños y adolescentes de altas capacidades con un rendimiento escolar medio o incluso bajo.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:
Contacta con nosotros