¿Qué dice la Ley Española sobre las Altas Capacidades?

La legislación española considera a los niños de altas capacidades como alumnos con Necesidad Específica de Apoyo Educativo. Al estar transferidas las competencias en materia educativa a las CCAA, son las Consejerías de Educación las encargadas de la identificación y atención de estos alumnos, a través de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP) y los colegios.

La legislación estatal básica en materia de altas capacidades intelectuales es la siguiente:

El Real Decreto 943/2003, de 18 de julio. En él se regulan las condiciones para flexibilizar la duración de la escolarización a los alumnos superdotados. “Esta duración para el superdotado se fijará en “su incorporación a un curso superior al que le corresponda por su edad. Esta medida podrá adoptarse hasta un máximo de tres veces durante la enseñanza básica y una sola vez en las enseñanzas posobligatorias”.

Esto quiere decir que desde 2003 la legislación española recoge la necesidad de acelerar de curso a los niños superdotados, para realizar una correcta adaptación curricular a sus necesidades educativas; sin embargo, a día de hoy son escasísimos los casos en los que se aprueba la aceleración de algún niño o niña de altas capacidades en España.

El rechazo por parte de los equipos psicopedagógicos y escolares hacia la aceleración curricular se basa en una argumentación no demostrada que viene a decir lo siguiente: “la aceleración para los niños de altas capacidades puede provocar disincronías graves en estos niños, como el rechazo por parte de sus compañeros, al no querer aceptar a un niño más pequeño en el aula;el aislamiento en los recreos y en las actividades escolares y extraescolares; problemas de hipersexualización o sexualización adelantada cuando se trata de niños en clases de alumnos ya pubescentes….y otros argumentos similares. Sin embargo, como explicamos en otros artículos de este blog, estos supuestos obstáculos emocionales y evolutivos, no se han producido en ninguno de los casos de aceleración que se han llevado a cabo en España, sino todo lo contrario.

En este vídeo podrás ver la entrevista que la Televisión Vasca realizó a Adrián, un niño de altas capacidades acerca de los problemas a los que se enfrenta en clase:

Posteriormente se aprobó la Ley Orgánica del Derecho a la Educación. Ley 2/2006 3 mayo de 2006 (LOE) (BOE 4-5-2006). Esta Ley dice lo siguiente:

Artículo 76: “Corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar al alumnado con altas capacidades intelectuales y valorar de forma temprana sus necesidades. Asimismo, les corresponde adoptar planes de actuación adecuados a dichas necesidades”.

– Artículo 77: “El Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autónomas, establecerá las normas para la flexibilizar la duración de cada una de las etapas del sistema educativo para los alumnos con altas capacidades intelectuales, con independencia de su edad”.

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) Ley 8/2013 de 9 de septiembre de 2013 (B.O.E 10-12- 2013) dice en su artículo 57:

Corresponde a las Administraciones educativas asegurar los recursos necesarios para que los alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, TDAH, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado”.

Asimismo, la LOMCE hace una corrección en su artículo 58 a la ley anterior en lo referente al empleo de programas de enriquecimiento curricular . Dicho artículo dice así:

“El artículo 76 queda redactado de la siguiente manera:

Corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar al alumnado con altas capacidades intelectuales y valorar de forma temprana sus necesidades. Asimismo, les corresponde adoptar planes de actuación, así como programas de enriquecimiento curricular adecuados a dichas necesidades, que permitan al alumnado desarrollar al máximo sus capacidades. La escolarización del alumnado con altas capacidades intelectuales, identificado como tal según el procedimiento y en los términos que determinen las Administraciones educativas, se flexibilizará en los términos que determine la normativa vigente; dicha flexibilización podrá incluir tanto la impartición de contenidos y adquisición de competencias propios de cursos superiores como la ampliación de contenidos y competencias del curso corriente, así como otras medidas. Se tendrá en consideración el ritmo y estilo de aprendizaje del alumnado que presenta altas capacidades intelectuales y del alumnado especialmente motivado por el aprendizaje”.

La última Ley recoge, por tanto, no sólo la necesidad de aceleración curricular, sino la obligación legal de impartir dentro del currículo programas de enriquecimiento para los superdotados. Un programa de enriquecimiento es un programa educativo que da oportunidades a los superdotados para un aprendizaje más amplio y más profundo. Dichos programas pueden ser extracurriculares o curriculares. La actual ley dice que han de ser curriculares.

Como ya hemos explicado, corresponde a las Comunidades Autónomas llevar a cabo estas medidas, a tener transferidas las competencias en materia de Educación. En el siguiente enlace puedes consultar la legislación vigente sobre Necesidades Educativas Especiales que se aplica actualmente en cada Comunidad Autónoma:

https://www.mecd.gob.es/educacion/mc/redie-eurydice/sistemas-educativos/redipedia/regulacion-atencion-diversidad/legislacion.html

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:

Contacta con nosotros

Etiquetas: LOMCE, necesidades educativas especiales, altas capacidades, aceleración, flexibilización, programas de enriquecimiento.

Anuncios

¿ Qué se puede hacer en la escuela con los niños de Altas Capacidades?

La ley está de vuestra parte y tenéis que exigir que se cumpla.

La legislación vigente reconoce que los niños de altas capacidades tienen necesidades educativas especiales, por tanto, en los colegios e institutos están obligados legalmente a realizar las adaptaciones curriculares a estos niños. Después de un diagnóstico oficial (hablamos de esto en el artículo de nuestro blog: ¿Quieres que un profesional diagnostique si tu hijo tiene o  o altas capacidades?) es decir, de que esté reconocido como persona superdotada por el Organismo Competente de la Comunidad autónoma donde viváis, que suelen ser o los Equipos Psicopedagógicos de zona, o los psicólogos de los Hospitales o Centros de Salud de vuestra provincia; el colegio o instituto de tu hijo tiene que actuar al respecto.  

Se puede actuar de diferentes modos, según lo que se estime conveniente para cada niño, teniendo en cuenta su edad, el curso en el que se encuentra, y su estado emocional, entre otras cosas. Debes saber que, no sólo puede solicitar una valoración de los equipos psicopedagógicos el tutor de tu hijo o el orientador del colegio, sino que los padres también pueden, y deben, entregar una hoja firmada el el centro educativo para que se realice la valoración por posible superdotación, es decir, que la petición también puede partir de los padres. A continuación, relacionamos los tipos de adaptaciones curriculares que se pueden, y deben, llevar a cabo:

  1. El agrupamiento. Supone agrupar a los niños de altas capacidades en un colegio específico, o bien dentro de su escuela, en una clase especial. Lo primero que hay que decir al respecto es que en España no existen colegios especiales para niños de altas capacidades, porque desde el Ministerio de Educación se ha considerado siempre que esta práctica atenta contra la igualdad en el sistema escolar, cosa que no sucede en muchos otros países de Europa y del resto del mundo, por entender que sus necesidades educativas especiales se cubren con mucha mayor efectividad agrupando a los niños superdotados en colegios específicos para ellos. Según las experiencias de maestros y alumnos de estos colegios, se ha demostrado que, efectivamente, se trata de la mejor de la opciones, pues no sólo ayuda a potenciar el talento y la creatividad que demuestran estos niños, sino que la parte emocional se ve beneficiada, al encontrarse en un grupo de iguales, donde ya no se sienten “el bicho raro”. Con respecto a la agrupación dentro de la escuela en una clase especial, tampoco sucede en España, por el mismo motivo mencionado anteriormente.
  2. La flexibilización curricular: Consiste en adaptar los contenidos escolares a las necesidades educativas especiales de los niños con altas capacidades, de modo que se enriquezca su currículo para ampliar sus contenidos; en adaptar los métodos de enseñanza y aprendizaje al modo específico que tienen de asimilar los conocimientos los superdotados ( prácticamente casi nunca se hace)o en la aceleración, que consiste en adelantar al niño a un curso escolar superior al que le correspondería por su edad biológica. Estas medidas no suele llevarse a cabo en casi ningún colegio y, además, se realiza de un modo erróneo, pues se suele “solucionar” poniendo más tareas que al resto de sus compañeros a los niños de altas capacidades.

Sobre una flexibilización curricular correcta en la escuela hablaremos en otro de los artículos de este blog.


En cuanto a la aceleración, es la adaptación curricular más práctica y  más sencilla de realizar ( también está recogida en la Ley: la aceleración curricular en el caso de lo los niños superdotados se podrá realizar hasta en tres ocasiones a lo largo de la educación obligatoria -de 1º de Primaria hasta 4º de E.S.O.- Sin embargo, son escasísimas las veces que se acepta esta medida por parte de los Equipos Psicopedagógicos oficiales y de los equipos directivos de las escuelas e institutos. Esto se debe a que, por desconocimiento, entre otros motivos, consideran ilógico que un niño de 7 años esté en clase con niños de 8, pues les parece más acertado que este mismo niño de 7, cuya edad mental se encuentra más cercana a la de los alumnos de 9 o 10 años, se mantenga en la clase de los niños de su edad cronológica, es decir, con los niños de 7 años.

También se puede realizar una aceleración sin que el niño cambie de aula, realizando dos cursos en un mismo año académico, y examinándose de las materias de ambos al final de curso. Este tipo de aceleración está recomendada para los alumnos de altas capacidades que sobresalen ( u obtienen buenas calificaciones) en todas las materias, puesto que se acelera todo el currículum al mismo tiempo. A veces, también se imparten algunas asignaturas de un curso superior en el curso que le corresponde por edad biológica al niño superdotado, pero esto, al fin y al cabo, no supone ninguna solución efectiva.  

Además, existe otra forma de adaptación curricular muy necesaria y positiva para los niños y niñas de altas capacidades que se puede llevar a cabo fuera del sistema escolar:

  1.  El enriquecimiento: Consiste en proporcionar a los superdotados oportunidades de aprendizaje fuera del programa escolar normal. No sustituye al currículo ordinario, sino que lo complementa y, como su propio nombre indica, lo enriquece.

Los pilares fundamentales de estos programas deben ser:

  • la investigación
  • el pensamiento creativo
  • el autoaprendizaje  
  • el autoconcepto positivo

Para llevar a cabo estos programas los profesores han de ser formados previamente, pero no es necesario que ellos mismos sean superdotados.

Se ha demostrado que estos programas aportan gran estabilidad emocional y desarrollo de la creatividad y el talento de los niños de altas capacidades. Al encontrarse entre iguales, mejora mucho su autoconcepto, su libertad de expresión sin miedo a ser rechazados, su creatividad se activa y se estimula, al estar en un entorno favorable donde se valoran sus ideas y donde se dejan fluir como algo positivo y necesario, logrando así un óptimo desarrollo de los talentos y capacidades de cada uno de estos niños y adolescentes.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:

Contacta con nosotros

Si te ha parecido interesante este artículo, puedes suscribirte a nuestro blog y recibir mucha más información directamente en tu correo electrónico: sólo tienes que pulsar (o hacer click) sobre el botón azul “Seguir Guía altas capacidades” que encontrarás arriba, a la derecha.