¿ Qué se puede hacer en la escuela con los niños de Altas Capacidades?

La ley está de vuestra parte y tenéis que exigir que se cumpla.

La legislación vigente reconoce que los niños de altas capacidades tienen necesidades educativas especiales, por tanto, en los colegios e institutos están obligados legalmente a realizar las adaptaciones curriculares a estos niños. Después de un diagnóstico oficial (hablamos de esto en el artículo de nuestro blog: ¿Quieres que un profesional diagnostique si tu hijo tiene o  o altas capacidades?) es decir, de que esté reconocido como persona superdotada por el Organismo Competente de la Comunidad autónoma donde viváis, que suelen ser o los Equipos Psicopedagógicos de zona, o los psicólogos de los Hospitales o Centros de Salud de vuestra provincia; el colegio o instituto de tu hijo tiene que actuar al respecto.  

Se puede actuar de diferentes modos, según lo que se estime conveniente para cada niño, teniendo en cuenta su edad, el curso en el que se encuentra, y su estado emocional, entre otras cosas. Debes saber que, no sólo puede solicitar una valoración de los equipos psicopedagógicos el tutor de tu hijo o el orientador del colegio, sino que los padres también pueden, y deben, entregar una hoja firmada el el centro educativo para que se realice la valoración por posible superdotación, es decir, que la petición también puede partir de los padres. A continuación, relacionamos los tipos de adaptaciones curriculares que se pueden, y deben, llevar a cabo:

  1. El agrupamiento. Supone agrupar a los niños de altas capacidades en un colegio específico, o bien dentro de su escuela, en una clase especial. Lo primero que hay que decir al respecto es que en España no existen colegios especiales para niños de altas capacidades, porque desde el Ministerio de Educación se ha considerado siempre que esta práctica atenta contra la igualdad en el sistema escolar, cosa que no sucede en muchos otros países de Europa y del resto del mundo, por entender que sus necesidades educativas especiales se cubren con mucha mayor efectividad agrupando a los niños superdotados en colegios específicos para ellos. Según las experiencias de maestros y alumnos de estos colegios, se ha demostrado que, efectivamente, se trata de la mejor de la opciones, pues no sólo ayuda a potenciar el talento y la creatividad que demuestran estos niños, sino que la parte emocional se ve beneficiada, al encontrarse en un grupo de iguales, donde ya no se sienten “el bicho raro”. Con respecto a la agrupación dentro de la escuela en una clase especial, tampoco sucede en España, por el mismo motivo mencionado anteriormente.
  2. La flexibilización curricular: Consiste en adaptar los contenidos escolares a las necesidades educativas especiales de los niños con altas capacidades, de modo que se enriquezca su currículo para ampliar sus contenidos; en adaptar los métodos de enseñanza y aprendizaje al modo específico que tienen de asimilar los conocimientos los superdotados ( prácticamente casi nunca se hace)o en la aceleración, que consiste en adelantar al niño a un curso escolar superior al que le correspondería por su edad biológica. Estas medidas no suele llevarse a cabo en casi ningún colegio y, además, se realiza de un modo erróneo, pues se suele “solucionar” poniendo más tareas que al resto de sus compañeros a los niños de altas capacidades.

Sobre una flexibilización curricular correcta en la escuela hablaremos en otro de los artículos de este blog.


En cuanto a la aceleración, es la adaptación curricular más práctica y  más sencilla de realizar ( también está recogida en la Ley: la aceleración curricular en el caso de lo los niños superdotados se podrá realizar hasta en tres ocasiones a lo largo de la educación obligatoria -de 1º de Primaria hasta 4º de E.S.O.- Sin embargo, son escasísimas las veces que se acepta esta medida por parte de los Equipos Psicopedagógicos oficiales y de los equipos directivos de las escuelas e institutos. Esto se debe a que, por desconocimiento, entre otros motivos, consideran ilógico que un niño de 7 años esté en clase con niños de 8, pues les parece más acertado que este mismo niño de 7, cuya edad mental se encuentra más cercana a la de los alumnos de 9 o 10 años, se mantenga en la clase de los niños de su edad cronológica, es decir, con los niños de 7 años.

También se puede realizar una aceleración sin que el niño cambie de aula, realizando dos cursos en un mismo año académico, y examinándose de las materias de ambos al final de curso. Este tipo de aceleración está recomendada para los alumnos de altas capacidades que sobresalen ( u obtienen buenas calificaciones) en todas las materias, puesto que se acelera todo el currículum al mismo tiempo. A veces, también se imparten algunas asignaturas de un curso superior en el curso que le corresponde por edad biológica al niño superdotado, pero esto, al fin y al cabo, no supone ninguna solución efectiva.  

Además, existe otra forma de adaptación curricular muy necesaria y positiva para los niños y niñas de altas capacidades que se puede llevar a cabo fuera del sistema escolar:

  1.  El enriquecimiento: Consiste en proporcionar a los superdotados oportunidades de aprendizaje fuera del programa escolar normal. No sustituye al currículo ordinario, sino que lo complementa y, como su propio nombre indica, lo enriquece.

Los pilares fundamentales de estos programas deben ser:

  • la investigación
  • el pensamiento creativo
  • el autoaprendizaje  
  • el autoconcepto positivo

Para llevar a cabo estos programas los profesores han de ser formados previamente, pero no es necesario que ellos mismos sean superdotados.

Se ha demostrado que estos programas aportan gran estabilidad emocional y desarrollo de la creatividad y el talento de los niños de altas capacidades. Al encontrarse entre iguales, mejora mucho su autoconcepto, su libertad de expresión sin miedo a ser rechazados, su creatividad se activa y se estimula, al estar en un entorno favorable donde se valoran sus ideas y donde se dejan fluir como algo positivo y necesario, logrando así un óptimo desarrollo de los talentos y capacidades de cada uno de estos niños y adolescentes.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Necesitas aclarar alguna duda? ¿ Quieres dejarnos un comentario o una valoración personal acerca de su contenido? Estaremos encantados de recibirlos:

Contacta con nosotros

Si te ha parecido interesante este artículo, puedes suscribirte a nuestro blog y recibir mucha más información directamente en tu correo electrónico: sólo tienes que pulsar (o hacer click) sobre el botón azul “Seguir Guía altas capacidades” que encontrarás arriba, a la derecha.

Anuncios

Autor: Vanesa Paredes Escritora

Escritora y periodista. Experta en comunicación audiovisual y digital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.